José Dimayuga

Tierra Colorada, 1960-Chilpancingo, 2017

Coloradeño ilustre y dramaturgo de éxtasis. Amó y es amado por fieles seguidores en todo el país. Su obra pervive nuestros corazones y en el paradisiaco Palma Gorda, donde todos se nombran de “tú”.

Muestra de obra

PERSONAJES

RECAMARERA 1

RECAMARERA 2

La escena sucede en un cuarto de hotel.

RECAMARERA 1

¿Qué haces allí parada?

RECAMARERA 2

¿Cómo qué haces? Pues esperándote.

RECAMARERA 1

¿No quedamos que cuando regresara, tú lo ibas a sacar?

RECAMARERA 2

¿Yo sola? Dijiste que traerías a don Marco para que nos eche la mano.

RECAMARERA 1

¿Cómo crees que voy a traer a Marco? ¡Se enteraría de todo!

RECAMARERA 2

Eso fue lo que dijiste.

RECAMARERA 1

¿En qué cabeza cabe?

RECAMARERA 2

Dijiste que es de tu confianza.

RECAMARERA 1

Yo no confío ni en mi sombra, quiero que sepas. ¡Mucho menos en Marco!… No sé para qué te hice caso. Debí realizarlo yo sola. Yo, y nadie más.

RECAMARERA 2

Pues ya lo hicimos las dos.

RECAMARERA 1

Tenemos que hallar una solución.

RECAMARERA 2

Pero no así.

RECAMARERA 1

¿Qué quieres decir?

RECAMARERA 2

Pues que estás muy nerviosa; me hablas golpeado. Así no se pueden hallar soluciones.

RECAMARERA 1

¿Y qué, me pongo a cantar?

RECAMARERA 2

¿Ya viste?

RECAMARERA 1

Tienes razón.

RECAMARERA 2

Hay que esperar a que llegue la noche. Así nadie nos verá.

RECAMARERA 1

¿Estás loca? No podemos esperar la noche. La habitación tiene que ocuparse, a más tardar, a las dos de la tarde.

RECAMARERA 2

Tenemos como una hora entonces.

RECAMARERA 1

Tengo la boca reseca. Y las manos heladas.

RECAMARERA 2

Échate un trago.

RECAMARERA 1

Gracias. ¿De dónde sacaste este alcohol?

RECAMARERA 2

Lo encontré en el frigo.

RECAMARERA 1

¿Qué más había?

RECAMARERA 2

Nada más. Miento. Estaban estas pastillas.

RECAMARERA 1

A ver, tráelas. ¿Para qué serán?

RECAMARERA 2

Sepa. Deben ser para dormir. Sufría de insomnio.

RECAMARERA 1

¿Por qué lo dices?

RECAMARERA 2

Todas las noches estaba la luz prendida. Señal de que no podía dormir.

RECAMARERA 1

Pasabas de noche frente a la puerta.

RECAMARERA 2

No.

RECAMARERA 1

¿Lo espiabas?

RECAMARERA 2

¡No!

RECAMARERA 1

Entonces, ¿cómo sabes que la luz estaba prendida?

RECAMARERA 2

La veía desde la calle.

RECAMARERA 1

¿Te parabas en la calle para ver la habitación?

RECAMARERA 2

¿No estás exagerando? Me estás haciendo muchas preguntas.

RECAMARERA 1

Hay que pensar en todo. El día de mañana, Dios no lo quiera, si nos interroga la policía va a hacernos un chorro de preguntas.

RECAMARERA 2

Preguntas como cuáles.

RECAMARERA 1

Ahora te veo más imbécil que nunca. ¿Viste si ya le drenó?

RECAMARERA 2

No sé.

RECAMARERA 1

¿Cómo no sabes si te dejé aquí?

RECAMARERA 2

No me he asomado.

RECAMARERA 1

¿Se moverá?

RECAMARERA 2

Eso menos lo sé.

RECAMARERA 1

No te preguntaba. Pensaba en voz alta. Guardaste el dinero, supongo.

RECAMARERA 2

Sí.

RECAMARERA 1

¿Y las tarjetas?

RECAMARERA 2

¿Cuáles tarjetas?

RECAMARERA 1

Las del banco.

RECAMARERA 2

No tenía.

RECAMARERA 1

¿Cómo no tenía si vi que pagaba con ellas en el restaurant?

RECAMARERA 2

No, no tenía. Tampoco quiero que inventes que me las escondí. Escúlcame.

RECAMARERA 1

¿Joyas?

RECAMARERA 2

Un reloj, dos teléfonos y un anillo. Mira. Está bonito, ¿verdad?

RECAMARERA 1

¿Se moverá?

RECAMARERA 2

¿El reloj?

RECAMARERA 1

¡Claro que no, babosa!

RECAMARERA 2

Yo pienso que no.

RECAMARERA 1

Asómate.

RECAMARERA 2

Asómate tú.

RECAMARERA 1

Voy a entrar al baño. Lo haré de espaldas. No quiero ver.

RECAMARERA 2

Yo que tú…

RECAMARERA 1

¿Tú que yo, qué?

RECAMARERA 2

No, nada. A lo mejor la habitación aún no la rentan. Ya ves que es temporada baja.

RECAMARERA 1

Aún se mueve.

RECAMARERA 2

¿Lo viste?

RECAMARERA

No quise abrir los ojos. Palpé su barriga con el talón. Y… sentí que se movió.

RECAMARERA 2

No puede ser.

RECAMARERA 1

Estoy segura de que se movió.

RECAMARERA 2

¿Y ahora?

RECAMARERA 1

Eso mismo me pregunto. ¿Ahora qué diablos hacemos?

RECAMARERA 2

¿Qué horas son?

RECAMARERA 1

No traigo reloj.

RECAMARERA 2

Te acabo de dar uno.

RECAMARERA 1

Cierto. Son… Falta media hora para las dos. ¡Uta, madre!

RECAMARERA 2

Hay que echarle el montón de sábanas encima para que se ahogue. Luego, echamos el bulto al carrito. Así lo sacamos del hotel. Nadie se dará cuenta.

RECAMARERA 1

Y las sábanas quedarán manchadas.

RECAMARERA 2

Yo me encargo de echarles un cerillo. Nadie se enterará.

RECAMARERA 1

Eso crees. Por una de las dos, tarde o temprano, se van a enterar.

RECAMARERA 2

Yo te juré que a nadie se lo voy a contar.

RECAMARERA 1

Jurar no es suficiente.

RECAMARERA 2

¿Desconfías de mí?

RECAMARERA 1

Yo no confío ni en mi sombra, ya te dije.

RECAMARERA 2

De esta boca no saldrá nada.

RECAMARERA 1

No beses la cruz, babosa.

RECAMARERA 2

¿Puedo prender un cigarro?

RECAMARERA 1

No.

RECAMARERA 2

No debimos haberlo hecho.

RECAMARERA 1

Pero ya lo hicimos.

RECAMARERA 2

Yo… Yo no quería.

RECAMARERA 1

No te rajes.

RECAMARERA 2

¡Yo no quería! ¡No quería!

RECAMARERA 1

Te callas o te rompo la cara. Ahora la que grita eres tú. Coge las sábanas y entremos.

RECAMARERA 2

Tan fácil que era estar como antes.

RECAMARERA

Tan fácil, ajá.

Tomado del número 161-162 de la Revista Tierra Adentro